Consejos para evitar la humedad
La humedad se filtra por todos y cada uno de los rincones de nuestro hogar. Un problema mucho más fácil y rápido de solucionar, en pocos y sencillos pasos, y sin necesidad de ser un gran experto en estas cuestiones. ¿Quieres saber cómo? Pues no pierdas detalle de los consejos que te ofrecemos en nuestro artículo de hoy.

Lo primero de todo será localizar la zona por la que se filtran las humedades, que generalmente suelen ser pequeños orificios del suelo, mal trabajadas. Cuando hayas localizado el problema, tendrás que limpiar toda la superficie para conseguir los mejores resultados posibles. Ayúdate de una aspiradora, si es necesario.

El siguiente paso será preparar una mezcla compuesta de agua y masa, siguiendo al pie de la letra las instrucciones que especifica el fabricante en el envase. Cuando hayas preparado la mezcla tendrás que extenderla con ayuda de una espátula sobre la superficie que requiere atención, hasta asegurarse de que queda perfectamente homogénea.

Con una llana de goma deberás retirar el exceso de masa y conseguir una superficie lo más lisa y uniforme posible. A continuación, tendrás que esperar a que la masa se haya secado por completo, el tiempo que recomienda el fabricante, y entonces habrás finalizado nuestra tarea de hoy.

Como te habíamos prometido al principio de nuestro artículo, se trata de una actividad muy sencilla, rápida y barata. Una reparación que está al alcance de todos nuestros lectores y con la que no es necesario disponer de grandes conocimientos, ni tampoco de muchos materiales de bricolaje.

Con un poco de paciencia, mucho ánimo y buen humor, lograrás una reparación perfecta y muy profesional. Así que no tengas miedo de ponerte manos a la obra con la tarea de hoy, porque seguro que te sorprendes con los resultados.