Consejos para lijar correctamente
Para la gran mayoría de las actividades de reparación de nuestro hogar, debemos utilizar una serie de herramientas e instrumentos imprescindibles y uno de ellos es la lija. Aunque parece una tarea fácil, es necesario conocer algunos trucos para realizar un lijado perfecto de cualquier material.

Y es que no todas las superficies son iguales, cada una requiere un trato específico, y en ocasiones una herramienta determinada, puesto que algunas son más sensibles que otras, y si no trabajamos correctamente el material podemos estropearlo.

Por eso debes tener en cuenta varios modelos de lijadoras antes de comenzar con tu tarea. En primer lugar tenemos la lijadora delta que está especialmente indicada para las esquinas. Es una zona bastante difícil de tratar por lo que en algunas ocasiones necesitamos una herramienta especial para esta zona.

Mientras que la lijadora excéntrica es perfecta tanto para superficies planas como ligeramente curvadas. Otro tipo es la lijadora orbital, que no supone ningún peligro salvo por el polvo que suelta la superficie que estamos trabajando. Esta herramienta es ideal para las superficies más planas, aunque si la zona tiene un considerable tamaño, es mejor utilizar una lijadora de banda.

En este caso, conviene que tengas algo de experiencia para evitar una aceleración imprevista mientras colocas la herramienta. Por lo tanto, antes de comenzar con la lijadora de banda, debes sujetarla con mucha precaución, si no estás seguro de cómo debes hacerlo prueba agarrándola con firmeza, pero sin demasiada fuerza.

Por último, no olvides cuando vayas a lijar cualquier material que debes utilizar cada vez un tamaño de grano más fino, desde 80 hasta 220, y por supuesto tienes que desplazar la lijadora en la dirección de las vetas de la madera, pero bajo ningún concepto de forma perpendicular.