Consejos para limpiar plata
¿Cuántos de vosotros os habéis encontrado algunas de vuestras joyas repletas de suciedad después de un cierto tiempo sin utilizarlas? La plata es uno de los materiales más difíciles de limpiar, por eso después de varios intentos terminamos por dejar las joyas en manos de un experto.

En general podemos afirmar sin llegar a equivocarnos que la plata es uno de los materiales más frecuentes en cualquier hogar, tanto en nuestro joyero, como en vajillas, candelabros o cuberterías. Por eso en el artículo de hoy te explicaré cuáles son los pasos para limpiar la plata en tu propio hogar, sin necesidad de recurrir a ningún profesional. Generalmente suele ser aconsejable adquirir un producto específico para limpiar este tipo de materiales y que puedes encontrar fácilmente en tu joyería habitual.

Sin embargo, recuerda que también es muy importante cuidar frecuentemente los objetos realizados con este material para evitar que se ensucien con tanta facilidad. Un consejo es guardarlos en un sitio donde no haga sol, ya que la luz solar contribuye a ensuciar nuestra plata, y evitar también la humedad que hace un flaco favor a este material.

Por lo que se refiere a la limpieza, si no quieres comprar ningún producto, puedes probar con un remedio casero, aunque si la plata está realmente sucia, tal vez la tarea sirva de muy poco. El primer paso será forrar el interior de un recipiente con papel de aluminio, y a continuación llenarlo con agua caliente donde hayas disuelto una pequeña cantidad de sal. Una vez hecho esto, puedes introducir los objetos de plata, pero ten cuidado porque la mezcla de la sal, aluminio y plata pueden desprender olores desagradables. Cuando hayan transcurrido unos minutos, tan sólo tendrás que coger el objeto y secarlo con un trapo suave.

Como ves se trata de una tarea muy fácil, rápida y económica, con la que no necesitamos desembolsar una gran cantidad de dinero, y que cualquiera de nosotras puede hacer con absoluta confianza en su hogar.