Consejos para limpiar tarima flotante
La tarima flotante es un material muy frecuente en buena parte de los hogares. Si también está en tu casa y quieres poner en práctica unos cuantos trucos que te ayuden a recuperar el brillo del primer día, toma buena nota de los consejos que necesitas saber.

Una tarea de limpieza muy sencilla, rápida y barata que está al alcance de cualquiera, con la que lograrás recuperar tu tarima. Lo primero que deberás hacer será retirar el polvo con una mopa o un trapo seco, aunque una opción mucho más rápida y efectiva con la que no rallarás el suelo es utilizar un aspirador.

Cuando hayas hecho esto podrás aplicar un detergente, evitando siempre los que contengan componentes ácidos, ceras o siliconas. Es aconsejable utilizar un producto que no sea muy agresivo, y que preferiblemente esté recomendado para este tipo de superficies.

Los expertos suelen recomendar fregar el sueño de manera regular siguiendo las indicaciones que especifica el fabricante del detergente en el envase. Si no dispones de productos de este tipo, puedes utilizar una mezcla casera que esté compuesta de agua y de un poco de vinagre.

Y si quieres recuperar el brillo de tu pieza, acércate a tiendas de bricolaje y decoración, donde encontrarás una amplia selección de productos que están especialmente pensados para la limpieza de este tipo de superficies. Una tarea mucho más sencilla de realizar de lo que parece, así que ponte manos a la obra y no busques más excusas.

Y si localizas una mancha de suciedad, actúa rápidamente sobre ella con un trapo humedecido en detergente. No dejes que nada te impida disfrutar del brillo de tu tarima flotante y ponte manos a la obra con los sencillos consejos que te ofrecemos hoy.