Consejos para perforar orificios grandes
Los menos habilidosos en tareas de bricolaje están de enhorabuena, ya que a continuación encontrarán una interesante guía de consejos prácticos con los que poder reparar distintas superficies de una manera rápida y eficaz.

En muchos hogares es frecuente tener que instalar interruptores o tubos que siempre vienen acompañados de grandes orificios en los que necesitamos recurrir a brocas y materiales especiales para realizarlos. Si queremos trabajar una superficie de madera o de plástico blando necesitaremos utilizar una taladradora de percusión, además de herramientas de inserción popularmente conocidas como serruchos de punta que nos permiten taladrar materiales blandos como planchas de fibras o de madera.

Mientras que en el caso de los materiales de metal y de plástico duros, que son mucho más resistentes, necesitaremos una broca multiuso de metal duro. Por supuesto debes tener en cuenta un detalle muy importante, cuanto más resistente sea el material, mayor será la fuerza de roce entre la superficie en cuestión y la herramienta. Por eso muchos expertos recomiendan refrigerar la perforación sobre azulejos u hormigón utilizando agua.

Como seguro que estás pensando, todas estas tareas de bricolaje requieren unas medidas de seguridad muy específicas y concretas, con el fin de evitar disgustos y problemas innecesarios que puedan perjudicarnos y poner en peligro nuestra integridad física. Para evitar esta situación te aconsejo que tengas muy en cuenta el diámetro de las brocas, ya que con las brocas normales la fuerza de trabajo que se origina es mucho mayor. Así que antes de nada consulta en tu tienda de bricolaje habitual el tipo de broca más adecuada para cada tipo de material en cuestión.

Las taladradoras modernas tienen una potencia muy elevada y cuando se bloquean es casi imposible sujetarlas, por eso debemos utilizar siempre una empuñadura adicional para taladrar. Un consejo importante que a pesar de todo pocas personas ponen en práctica.