Consejos para pintar una vajilla
¿Quieres decorar tu vajilla para que parezca completamente nueva, como recién salida de la tienda? Una tarea mucho más fácil de lo que parece y que está al alcance de todos los aficionados al bricolaje y a las manualidades. Así que coge lápiz y papel, y toma nota.

Para ello vas a necesitar: una vajilla blanca; un plato desechable; un lápiz; un rotulador; unas tijeras; disolvente; pintura especial para porcelana; una plantilla; pinceles; y la vajilla que quieres decorar. Una vez que hayas reunido todos estos materiales tendrás que pensar en un diseño y realizar una prueba en tu plato desechable. De esta forma conseguirás perfeccionar tu técnica evitando errores.

Cuando tengas tu diseño definitivo, podrás plasmar todas tus ideas en los platos de tu vajilla siguiendo tu boceto previo. Primero dibuja a lápiz tu diseño, después repásalo todo con el rotulador y recorta la plantilla con las tijeras.

Consejos para pintar una vajilla
Este modelo te servirá como guía para decorar tu vajilla con la pintura especial para porcelana. Y si quieres corregir algún error al pintar, puedes utilizar un disolvente de efecto inmediato. Cuando hayas terminado la decoración de tus platos tendrás que esperar un día o dos hasta que se sequen, y después podrás meterlos en el horno durante unos cinco minutos.

Antes de empezar a utilizar tu vajilla, no olvides limpiarla bien para eliminar hasta el último resto de suciedad. Como te habíamos prometido se trata de una manualidad muy sencilla, divertida y barata que está al alcance de todos los aficionados al bricolaje y a las manualidades.

Además, puedes personalizar como quieras tus diseños y decorar tu vajilla con infinidad de elementos decorativos. Si lo deseas puedes comprar las plantillas en cualquier tienda especializada o bien realizar los bocetos con tus propias manos.