Consejos para utilizar un destornillador eléctrico
Como en artículos anteriores aquí te traigo unos consejos muy útiles para que puedas pasar de ser un simple aficionado a las tareas domésticas más sencillas de reparación, y te conviertas en todo un experto en temas de bricolaje.

Para realizar un atornillado correcto con una herramienta específica para esta tarea, es necesario que tengas en cuenta una serie de sencillos consejos, si los pones en práctica te darás cuenta de que es mucho más fácil de lo que parece. De hecho incluso es divertido, siempre que utilices la herramienta más adecuada.

En primer lugar, necesitarás un destornillador del tamaño adecuado para poder realizar correctamente esta labor, sin dañar la pieza o la superficie que vas a trabajar. Ten en cuenta que si la hoja de la herramienta no es la apropiada se puede deslizar de la ranura del tornillo, y además de marcas también te puedes hacer daño.

Otro aspecto que debes considerar es que la empuñadura del destornillador debe adaptarse perfectamente a tu mano para que te resulte más segura y cómoda de utilizar la máquina en cuestión. Recuerda que para apretar y aflojar los tornillos de cabeza hexagonal es fundamental disponer de la llave apropiada. Un consejo personal es que adquirir estas llaves en juegos de ocho.

Otras medidas de seguridad muy importantes y que tampoco debes olvidar es que conviene apostar por los destornilladores que tienen aislamiento incorporado en su barra de sujeción. Bajo ningún concepto utilices estas herramientas estando sucias o cubiertas de grasa. En cuanto notes alguna parte dañada, torcida, suelta o con grietas, consulta en tu tienda de bricolaje de confianza o incluso deshazte de la máquina.

Por último, debes evitar una situación que algunas personas, bien por inexperiencia o por falta de ciertos materiales, suele hacer con bastante frecuencia. Me refiero a utilizar el destornillador eléctrico para otras funciones, como por ejemplo para hacer palanca o para perforar una superficie. Recuerda que se trata de una herramienta de fácil manejo, si se compara con otras, pero siempre debe ser utilizada bajo condiciones de gran seguridad.