Consejos para pulir vidrio
Por mucho cuidado que tengamos, evitar esos antiestéticos arañazos en algunos muebles y superficies de nuestro hogar, no es una tarea fácil. Pero no te preocupes, porque en nuestro artículo de hoy te explicamos unos sencillos consejos que te ayudarán a pulir el vidrio, para recuperar tu superficie y conseguir que brille como el primer día.

El proceso para pulir vidrio es mucho más sencillo de lo que imaginas y está al alcance de cualquier aficionado al bricolaje. ¿Te animas a probar? Pues coge lápiz y papel, y toma buena nota.

Lijar la superficie

Lo primero de todo será pasar por la superficie una lija al agua de grano medio y después otra de grano fino. Y si quieres conseguir un acabado mucho más profesional, no olvides que también puedes aplicar una pasta de pulir, siguiendo las instrucciones que indica el fabricante.

Taladro y cilindro de esmeril

Otra herramienta también muy práctica para pulir el vidrio es la taladradora, con su correspondiente utensilio acoplado y especial para vidrio, como por ejemplo un cilindro de esmeril. Se coloca en el aparato y va acoplado a un eje, y ofrece unos magníficos resultados. Si no sabes donde conseguirlo, puedes preguntar en cualquier tienda especializada en bricolaje de tu ciudad.

Consejos para pulir vidrio

Aunque para los lectores con poca experiencia, tal vez la opción de la pasta de pulir y la lija de grano medio sean mucho más recomendables. Y una vez que hayas terminado de pulir el vidrio, no olvides lavar la superficie con agua para eliminar los restos de polvo.

Medidas de seguridad

Además, es importante realizar esta tarea con las correspondientes medidas de seguridad. Así que no te olvides de utilizar una mascarilla para evitar inhalar el polvo que se produce mientras recuperamos nuestro vidrio.