Consejos para purgar los radiadores de casa
Seguramente ya te habrás dado cuuenta de que el frío ya ha llegado y en el caso de que tengas radiadores en casa es importante el poder purgarlos para conseguir mejorar el rendimiento de los mismos y reducir el consumo de energía a final de mes.

No pierdas detalle y toma buena nota de una serie de consejos que te ayudarán a dejar a los radiadores como nuevos y disfrutar de una temperatura agradable en toda tu casa a pesar del frío que pueda hacer en el exterior.

¿Por qué hay que purgar los radiadores?

Purgar los radiadores cada año es necesario para mejorar el rendimiento del aparato en cuestión y conseguir una climatización agradable en toda la casa. A la hora de purgar se elimina todo el aire que se va acumulando en el interior de los radiadores de tal forma que el calor pueda salir perfectamente y el espacio quede bien climatizado. Existen dos tipos de purgadores, los automáticos y otros que son manuales. En el caso de los automáticos el aire sale afuera por sí mismo y no hay que hacer nada. Por el contrario, en los purgadores manuales hay que iniciar el propio proceso de la purga o de la limpieza.

Consejos para purgar los radiadores de casa

Consejos para purgar los radiadores de casa

Esta limpieza debes hacerla unos días antes de que llegue el frío por lo que ahora es el mejor momento para ello. Para purgar debes empezar por girar el purgador con la ayuda de un destornillador. No te olvides de poner un pequeño bol debajo del radiador ya que al abrir el purgador caerá agua. Acto seguido gira el tornillo en sentido contrario a las agujas del reloj hasta que salga todo el aire. Seguidamente vuelve a apretar el tornillo para cerrar el purgador del radiador. Debes comprobar que la presión está entre 1 y 1,5 bares para que todo esté correctamente. En el caso de que la presión no sea la correcta, debes hacer un relleno de agua hasta conseguir que la presión sea la adecuada.

Con estos consejos tan fáciles podrás purgar perfectamente los radiadores de tu casa y conseguir que puedan funcionar correctamente. De esta forma conseguirás calentar tu casa totalmente y economizar en la factura de la luz. El proceso de purgar los radiadores es algo necesario que debes hacer todos los años antes de la llegada del invierno por lo que todavía estás a tiempo de hacerlo.