Consejos para renovar las puertas de casa
Una de las zonas de la casa que más sufren el paso del tiempo son sin lugar a dudas las puertas. Es normal que con el paso de los años tengan ligeros arañazos o que la superficie de las mismas tenga algún que otro desperfecto. Esto se suele agravar en el caso de que tengas mascotas o niños en la casa.

Sin embargo no debes preocuparte en exceso, porque con los siguientes consejos prácticos y sencillos conseguirás reparar todas las puertas de tu casa y dejarlas como nuevas.

Cera reparadora

Es muy importante cuidar las puertas de manera habitual y evitar que se dañen en exceso. De esta forma a la hora de reparar los posibles desperfectos que pueda tener la puerta, será mucho más fácil y sencillo. Con un poco de cera reparadora podrás terminar con los daños que tiene la puerta y dejarla como nueva. Coge un poco de esta crema y masajea la misma con los dedos de la mano. Aplica en los pequeños arañazos y rellena perfectamente todos los huecos que haya en la superficie de la puerta.

Debes usar aquella tonalidad que se asemeje al color de la puerta, en el caso de que no encuentres el color, puedes mezclar varias tonalidades hasta conseguir el tono ideal. En el caso de que los arañazos no sean demasiado profundos, es aconsejable usar algún producto específico que te ayude a reparar la puerta correctamente.

Consejos para renovar las puertas de casa

Dejar la puerta como nueva

Una vez hayas eliminados todos los arañazos y desperfectos, debes barnizar la puerta o pintarla. En el caso de que haya que pintarla, debes dar una primera capa de base para que la pintura agarre y acto seguido lijar toda la superficie. Acto seguido debes dar la mano de pintura con la ayuda de un pequeño rodillo. En el caso de que decidas barnizarla para conservar las vetas de la madera, puedes hacerlo con un barniz de color o que sea transparente. Lo último que debes hacer es dejar que se seque perfectamente en una habitación cerrada para que la pintura o el barniz dejen la propia puerta como nueva.

Como has podido comprobar, reparar las puertas de la casa no es una tarea demasiado difícil y que te evitará gastarte una buena cantidad de dinero. Si sigues todos estos sencillos pasos, conseguirás eliminar cualquier tipo de rayadura o desperfecto de la puerta y volver a tenerla como nueva.