Convertir un tetrabrik en una bolsa de regalo
Si eres un lector habitual de nuestro blog, seguro que recuerdas que hace tiempo te explicábamos cómo convertir un tetrabrik en un original recipiente. Pues si te gustó nuestra idea, no te puedes perder la manualidad que te traemos hoy.

En unos cuantos pasos y con materiales reciclados, podrás envolver todos tus regalos utilizando un simple tetrabrik de leche, de zumo… ¿Comenzamos?

Limpiar el tetrabrik y decorar

Una actividad muy sencilla y divertida, que está al alcance de cualquier persona. Cómodamente desde casa y sin tener que gastar mucho dinero, podrás realizar esta divertida manualidad en compañía de los más pequeños de la casa.

Lo primero que debes hacer será cortar la parte superior y limpiar muy bien tu tetrabrik para eliminar hasta el último resto de su contenido. Aunque también es aconsejable dejarlo ventilar durante varios días para eliminar el olor.

Convertir un tetrabrik en una bolsa de regalo

Cuando lo hayas conseguido podrás empezar a decorar, pero antes de nada, acuérdate de aplicar una o dos capas de pintura blanca como base de tu decoración. Cuando se haya secado por completo, podrás empezar a pintar tu tetrabrik como más te guste. Deja que los más pequeños de la casa también participen con sus propias ideas y sugerencias. Combina colores, utiliza plantillas diseñadas por ti, pega retazos de tela…

Unas asas o un lazo para cerrar

Tienes infinidad de posibilidades decorativas que puedes poner en práctica como quieras. Así que deja volar tu imaginación y creatividad, y personaliza tu tetrabrik. Una vez que hayas terminado y la pintura se haya secado por completo, podrás aplicar una capa de barniz para conseguir que tu diseño resista durante mucho más tiempo.

El toque final será hacer varios agujeros en la parte superior del tetrabrik donde podrás introducir unas asas para tu original bolsa de regalo. Aunque si te resulta más cómodo, puedes utilizar un lazo para cerrar tu tetrabrik.