Cuadro con flores secas
Decorar nuestro hogar es mucho más sencillo, barato y divertido de lo que muchas personas imaginan. Con pocos y económicos materiales podemos personalizar cualquier ambiente y disfrutar del divertido mundo de las manualidades.

En esta ocasión te proponemos diseñar un bonito cuadro con flores secas en pocos y sencillos pasos, aunque no tengas mucha experiencia en temas de bricolaje y decoración. ¿Comenzamos? Toma nota de todo lo que necesitas saber.

Los materiales que vas a utilizar son los siguientes: flores y hojas secas; papel; pegamento; pinceles; y un marco. Empieza por recortar un trozo de papel, cuyo tamaño dependerá de las dimensiones de tu cuadro, y pégalo en la parte trasera del marco, cubriendo la superficie por completo.

Cuadro con flores secas
Cuando hayas hecho esto podrás pegar las flores y las hojas secas sobre este papel. Una manualidad muy interesante que puedes realizar tú mismo con unas cuantas flores de tu último paseo por el campo.

Personaliza tu manualidad

Anímate a dejar volar tu imaginación y pon en práctica todas las ideas que se te pasen por la cabeza porque seguro que consigues un resultado final de lo más decorativo.

Una manualidad muy sencilla, entretenida y barata, perfecta para esos aburridos domingos en pleno invierno en los que no sabemos qué hacer para disfrutar de nuestro tiempo libre. Con un marco y hojas y flores secas podrás decorar cualquier rincón de tu hogar, en pocos y sencillos pasos.

Una actividad muy divertida que está al alcance de todos nuestros lectores y con la que conseguirás estimular la creatividad de los más pequeños de la casa. Anímate a probar y cuéntanos tu experiencia. Y por supuesto, no te olvides de añadir todos los detalles decorativos que quieras utilizar en nuestra manualidad de hoy.