Cuidado con los radiadores y estufas en invierno
Con la llegada del frío del invierno lo habitual es que se disparen las facturas de la luz porque las personas queremos y necesitamos tener un hogar cálido, sentir que el ambiente de casa es acogedor y que no pasamos frío. Pero para usar calentadores, radiadores o cualquier otro dispositivo sin causar daños a tu salud, tendrás que tener además de sentido común, un poco de cuidado.

Tipos de radiadores y estufas

El radiador eléctrico es el que menos daño causa a tu salud, el de aceite puede contaminar el entorno si tiene los filtros sucios. Si tienes un radiador o estufa de gas o de agua, necesitarás estar muy pendiente porque si no lo haces puede provocar un incendio si no se respetan las recomendaciones del fabricante en cuanto a su uso dentro del hogar.

Mejor con termostato

Para estar más seguros en cuanto a radiadores y calentadores, es necesario que compres un modelo que tenga termostato. El termostato es un dispositivo que hará que el dispositivo se apague cuando alcanza altas temperaturas.

Molestias en el cuerpo

En las temperaturas bajas, lo común es que el aire se vuelva más seco, y en general, los radiadores y estufas se colocan en el interior para que no se pierda la eficiencia. El problema es que cuando disminuye la humedad puede causar malestar en la nariz y en la respiración de las personas, incluso puede causar daños en la garganta y agravar enfermedades respiratorias como el asma, la rinitis o la sinusitis.

Cuidado con los radiadores y estufas en invierno

Soluciones a las molestias

Una forma de aliviar estas molestias en las personas cuando se usa un radiador o un calentador dentro de una estancia es colocar un recipiente con agua en la estancia donde se tiene encendido el radiador, calentador o calefactor.

Los radiadores o estufas de gas

En el caso de radiadores o estufas de gas, es necesario mantener siempre una ventaja abierta siempre que se esté usando. Si se conecta una estufa de gas en una estancia sin ventilación puede causar el envenenamiento por monóxido de carbono, con graves riesgos de lesiones cerebrales o incluso la muerte. Desgraciadamente cada año salen por las noticias personas que se han muerto a causa de este motivo sólo por no haber tenido más cuidado en el uso de estas estufas.

¿Cuáles son las precauciones que tienes cuando usas un radiador o una estufa en invierno en tu hogar? ¿Sueles usarlo a menudo?