Cómo cuidar la tarima exterior de tu casa
Ahora que el verano ha llegado para quedarse durante unos pocos de meses, es una excelente idea realizar una instalación de un tarima de madera para el exterior de la casa y pasar un buen rato. De esta forma podrás disfrutar del aire libre ya sea en compañía de amigos o de la propia familia.

Al tratarse de un material como la madera, es un material que necesita cierto mantenimiento y una serie de cuidados para evitar que se dañe con el paso del tiempo. Acto seguido te daré una serie de consejos con los que tratar de la mejor manera posible un material natural como es la madera.

Protección de la madera

En el caso de instalar una tarima de madera en el exterior de tu casa es importante que la misma esté en todo momento protegida de las inclemencias del tiempo. Para ello es importante que apliques un poco de protección con aceites específicos para ello o con barnices de poliuretano. Este tipo de mantenimiento es aconsejable hacerlo cada 3 meses más o menos. Es importante que recuerdes que antes de aplicar nada, debes asegurarte de que la madera esté totalmente limpia y sin ningún resto de suciedad en la superficie.

Cómo cuidar la tarima exterior de tu casa

Consejos para limpiar la tarima de madera

En el caso de que la tarima esté barnizada, basta con aplicar una mezcla a partes iguales de agua y vinagre. Si por el contrario se trata de una madera decapada, lo mejor es usar agua con sal para quitar toda la suciedad. Si la tarima de madera está tratada con aceite, puedes terminar con la suciedad usando un paño con algo de detergente. Una vez que la madera está limpia sin nada de polvo, es el mejor momento para aplicar la capa de protección que ayudará a que la tarima exterior tenga el mejor estado posible a pesar de encontrarse fuera de la casa.

Como has podido ver, tener una tarima exterior de madera exige una serie de cuidados y algo de mantenimiento, sin embargo merece la pena ya que se trata de un material que es perfecto para usarlo al aire libre, sobretodo durante estos meses de verano. Es por ello que en el caso de que tengas una buena terraza o jardín en el exterior de la casa, es aconsejable instalar una bonita tarima de madera en la que disfrutar del buen tiempo y de la mejor compañía posible.