Por qué decorar con cojines grandes
Siempre he pensado que los cojines son un imprescindible en la decoración de cualquier estancia en donde el descanso debe ser el protagonista. En este caso me refiero a los salones o a los dormitorios de los hogares. Tanto en los sofás como en las camas veo imprescindible añadir cojines para la decoración. Pero, ¿qué pasa si quieres decorar con cojines grandes? ¿Son adecuados para la decoración o quizá queden fuera de lugar?

Los cojines grandes además de aportar comodidad a tus estancias pueden ser unos detalles decorativos que aporten personalidad, elegancia, diversión o lo que quieras resaltar al lugar donde los ubiques. Los cojines grandes pueden ser excelentes para crear un punto focal en la decoración, e incluso pueden convertirse en un elemento de acento.

Siempre son una buena opción

Los cojines grandes son una buena opción hasta para las estancias más pequeñas, sólo tendrás que aprender a decorar con ellos con acierto. Deberás fijarte en las texturas, el estilo y los colores para que combinen bien con la estancia donde irán ubicados. Es necesario que cuando los coloques encima de la cama o del sofá sientas que realmente encajan y que parece que forman una parte más de la ornamentación del lugar.

No son caros

Hay veces que los cojines pequeños pueden ser incluso más caros que los cojines más grandes (dependiendo del material del que esté fabricado y de las características). Pero los cojines grandes puedes encontrarlos a precios razonables y si compras uno y te gusta cómo queda en tu hogar, es probable que no sea el único que compres.

Por qué decorar con cojines grandes

Puedes hacerlos tú mismo

Si se te dan bien las manualidades incluso puedes hacer tus propios cojines grandes y personalizados para las estancias que prefieras. Sólo deberás buscar el relleno del tamaño adecuado, buscar la tela con los colores y las texturas que te gusten y después ponerte manos a la obra, ¡de este modo seguro que te gusta cómo quedan en la decoración!

En la cama y en el sofá

Aunque el número de cojines que tengas en tu cama o en tu sofá dependerá de tus gustos personales debes saber que no puedes pasarte añadiendo cojines para no crear un efecto sobrecargado. Es necesario que escojas la cantidad adecuada para los sofás, entre tres y cinco y para la cama entre 2 y 8. En el sofá es una buena idea que el número sea impar y en la cama par. Además, lo ideal es combinar cojines grandes con otros más pequeños para crear un efecto de variedad. Aunque como te comento, esto dependerá de tus gustos personales y de la belleza del lugar.