Decorar jarrón con pintura acrílica
En nuestro artículo de hoy te explicaremos cómo personalizar un jarrón en pocos y sencillos pasos, sin necesidad de ser un experto en estos temas y con unos cuantos y económicos materiales. La manualidad perfecta para esas aburridas tardes de domingo en las que no sabemos qué hacer para pasar un agradable rato en familia, y al mismo tiempo estimular la imaginación de los más pequeños de la casa.

¿Qué materiales vas a necesitar? Un jarrón viejo; pinceles; pintura acrílica de varios colores; y plantillas para poder hacer diferentes diseños. Cuando tengas todos estos materiales, tendrás que empezar por limpiar en profundidad tu jarrón para eliminar hasta el último resto de suciedad, y así conseguir un resultado todavía más profesional.

Con ayuda de las plantillas podrás decorar más fácilmente tu jarrón. Sin embargo, antes de empezar a pintar es aconsejable pensar en un diseño y plasmar tu idea en tu folio con el fin de evitar errores. Cuando lo tengas todo claro podrás ponerte manos a la obra con nuestra manualidad de hoy.

No olvides que para pintar jarrones, una de las pinturas más adecuadas es la acrílica y para conseguir un tono intenso y muy llamativo, nada mejor que aplicar dos o tres manos de pintura. Con ayuda de una cinta de carrocero podrás delimitar todas esas partes de tu jarrón que no quieres pintar, y esperar el tiempo que el fabricante recomienda en el envase antes de continuar con nuestra tarea.

Además de la pintura acrílica, puedes continuar decorando tu jarrón con todo tipo de adornos y detalles ornamentales. Una manualidad con un sinfín de posibilidades decorativas, tantas, como lectores tiene nuestro artículo, así que anímate a combinar colores y diferentes plantillas.