Decorar platos de vidrio
Como en artículos anteriores te invito a poner a prueba tu imaginación, por eso esta vez te propongo decorar tus viejos platos con detalles totalmente personalizados, tanto si quieres conseguir un diseño infantil, como si es tienes pensado utilizar tu manualidad para decorar fiestas, cumpleaños o aniversarios.

Por eso he recopilado una pequeña selección de trucos que tal vez te resulten de gran utilidad y que son muy fáciles de poner en práctica, así que no te asustes y ponte manos a la obra porque seguro que el resultado final es mucho mejor de lo que en un primer momento pensabas. Para decorar tus viejos platos necesitarás los siguientes materiales: un plato de vidrio; motivos en servilleta para decorar; pincel; dorado de relieve; cola vinílica diluida, y por último pintura en aerosol blanca.

El primer paso será limpiar en profundidad la superficie de tu plato y colocarlo por la parte posterior que será la que deberemos trabajar. A continuación tendrás que recortar los motivos de las servilletas y pegarlos con ayuda de la cola y del pincel en esta parte de tu plato. A la hora de realizar este paso es muy importante asegurarte de que eliminas todas las arrugas del papel, y esperas a que la cola esté completamente seca antes de continuar con la manualidad.

Una vez realizados todos estos pasos tendrás que decorar los bordes de los motivos de tus servilletas con el dorado en relieve y esperar a que se seque por completo la pintura. Para terminar nuestra manualidad debes pintar toda la superficie posterior de tu plato de vidrio con la pintura en aerosol blanca y dejarlo secar. Esta técnica recibe el nombre de decoupage, aunque también puedes atreverte a realizar tus propias ideas para personalizar el diseño para conseguir un plato totalmente único y exclusivo.