Decorar un taburete con poco dinero
Con muy poco, podemos lograr grandes cosas. Y si no te lo crees, echa un vistazo a la manualidad que hemos preparado hoy para ti. Es fácil, divertida, está al alcance de cualquier persona y, lo más importante, es muy barata.

Forrar un viejo taburete de tu casa y darle un nuevo estilo es mucho más fácil de lo que imaginas. Tela, tijeras, una grapadora y grandes dosis de imaginación. ¡Manos a la obra!

Con trozos de telas y una grapadora

Si te apetece, puedes colocar un cojín para conseguir un asiento mucho más cómodo. Utiliza uno que tengas por casa y adáptalo a las medidas de tu taburete. La opción más cómoda es pegar tu cojín con pegamento extrafuerte, siguiendo las instrucciones que especifica el fabricante en el envase. Acuérdate de retirar el exceso de producto y espera el tiempo necesario para que se seque.

El siguiente paso que tendrás que realizar será forrar tu taburete con tela. Nosotros te proponemos utilizar viejos trozos de tela que tengas por casa, empleando la técnica patchwork. Cose todas las piezas de tela hasta conseguir un único diseño, que deberás emplear para forrar tu taburete.

Decorar un taburete con poco dinero

Tensar la tela y grapar

¿Ya tienes la tela? Pues ahora lo que debes hacer es cubrir con ella tu asiento, adaptando las medidas. A continuación grapa tu tela al taburete con una grapadora especial para este tipo de manualidades, y no te olvides de retirar el exceso de tela, dejando solo un pequeño borde. Acuérdate también de tensar bien para que haya ninguna arruga antes de colocar las grapas.

Como te habíamos prometido, se trata de una manualidad muy sencilla que está al alcance de cualquier persona. No te olvides de personalizar tu diseño como quieras.