Cómo decorar una calabaza para Halloween
Las calabazas son sin lugar a dudas el símbolo de la noche de Halloween y son muchas las casas que optan por las mismas a la hora de darle ese toque decorativo tan especial que tanto gusta a los más pequeños de la casa.

Si quieres sorprender a tus hijos con una calabaza realmente aterradora y que de miedo de verdad, no pierdas detalle y toma buena nota de los pasos que debes seguir a la hora de decorar una calabaza para la noche de Halloween.

Comprar una calabaza grandde

En primer lugar debes comprar una buena calabaza que sea lo bastante grande para que no tengas problemas a la hora de decorarla. Una vez la tengas, debes abrirla por la parte de arriba. De esta forma cuando la tengas totalmente vacía podrás meter una vela que te ayude a darle realismo a la cara de la calabaza.

Limpiar la calabaza

Acto seguido debes coger una cuchara grande y empezar a vaciar toda la pulpa y las pepitas que haya en el interior de la calabaza. Es importante dejar la calabaza bien vacía y sin nada por dentro para que puedas tallarla y decorarla a tu gusto más adelante.

Cómo decorar una calabaza para Halloween

Decorar la calabaza

A continuación puedes coger una hoja en blanco y pintar en la misma dos ojos y una gran boca terrorífica. Con la ayuda de unas tijeras puedes cortar los ojos y la boca y colocarlos en la calabaza para que te sirva de modelo. Pinta el contorno con la ayuda de un rotulador negro para conseguir una cara realmente aterradora. Coge un cuchillo bien afilado y corta los ojos y la boca con cuidado de no hacerte daño. Ya sólo queda meter una vela en el interior de la calabaza para conseguir un mayor realismo y que la calabaza provoque auténtico miedo tanto a grandes como pequeños.

A la hora de conseguir la expresión terrorífica de la calabaza puedes acudir a internet y decorarla como más te guste y prefieras. Puedes recurrir a expresiones de terror con una gran sonrisa y unos ojos bien grandes u optar por expresiones que sean mucho más diverridas y hagan las delicias de los más pequeños. No lo pienses demasiado y decora tu casa con unas aterradoras calabazas para la noche de Halloween. Puedes hacerlo junto a los más pequeños ya que se trata de una manualidad muy sencilla y fácil de hacer.