Decorar una habitación infantil
¿Quieres dar un nuevo estilo a la habitación de los más pequeños de la casa pero no se te ocurre ninguna idea? Pues concédenos 10 minutos de tu tiempo y toma buena nota de los trucos que te proponemos en nuestro artículo de hoy.

Decorar las paredes, muebles y cualquier rincón del dormitorio de tus hijos puede ser mucho más fácil, rápido y barato de lo que imaginas, si utilizas la técnica decorativa conocida como esténcil. Una plantilla que puedes adquirir en cualquier tienda de decoración o bricolaje y con la que podrás dar un toque personalizado y único a tu hogar.

Decorar una habitación infantil
Lo primero de todo será escoger el tipo de plantilla que quieres utilizar, que puede tener la forma que quieras. Figuras geométricas, formas de animales, simpáticos personajes de dibujos… Tienes infinidad de diseños para escoger así que seguro que encuentras lo que necesitas.

Una vez que hayas elegido un diseño, tendrás que pensar en qué lugar de la habitación colocar tu plantilla. Después rellena los huecos con pintura, espera a que la pintura se haya secado por completo y retira la plantilla.

Si quieres conseguir un resultado todavía más profesional, puedes repasar los bordes con un pincel fino humedecido en pintura negra. Haz este paso con mucho cuidado para no estropear tu dibujo.

Como te habíamos prometido, se trata de una manualidad muy fácil, rápida y barata que está al alcance de cualquier lector y que te ayudará a decorar cualquier rincón de tu hogar. Muebles, puertas de armario, paredes, el cabezal de tu cama, etc. Las posibilidades decorativas de este material son muchas y muy diferentes, así que anímate a experimentar.

Una tarea que puedes hacer en compañía de los más pequeños de la casa, mientras disfrutas de una agradable rato en familia y estimulas su imaginación y creatividad.