Desatascar el inodoro
En nuestro artículo de hoy te explicamos unos sencillos trucos que te ayudarán a desatascar tu inodoro en pocos pasos. No necesitas ser un gran experto en temas de bricolaje, ni tampoco solicitar la ayuda de ningún experto, porque muchas veces podemos poner fin a este embarazoso problema nosotros mismos.

Antes de nada, colócate unos guantes de trabajo y coloca papel de periódico para evitar que el suelo o los muebles se ensucien mientras desatascamos nuestro inodoro. Echa un poco de lavaplatos en el inodoro y con ayuda del desatascador o sopapa trata de solucionar el problema.

Si esto no resuelve el problema, siempre puedes poner a calentar la mitad de un balde de agua, sin que llegue a hervir, y después verter la primera mitad sobre el inodoro, a una distancia de 70 centímetros aproximadamente. Espera un momento y después echa el resto de agua.

Si a pesar de todos nuestros esfuerzos, el inodoro sigue atascado, tendremos que recurrir a los productos químicos. Así que acércate a tu tienda de bricolaje o ferretería de confianza y pregunta por la gama de productos de estas características que encontrarás en el mercado actual.

Antes de utilizar el producto, deberás leer las instrucciones que el fabricante específica en el envase, y seguir todos esos pasos al pie de la letra. Cuando utilices este tipo de productos deberás tener especial cuidado, ya que son materiales muy tóxicos.

Como te habíamos prometido al principio de nuestro artículo, desatascar el inodoro es una tarea mucho más fácil de lo que a simple vista parece. Así que antes de solicitar la ayuda de ningún experto, trata de hacerlo tú mismo y así te ahorrarás la mano de obra.