Desatascos de tuberias
Es algo muy normal y usual que las tuberías de la casa se terminen atascando con el paso del tiempo. En la mayoría de los casos, el fontanero suele solucionar el problema pero a un coste demasiado alto para el bolsillo.

Es por ello que es importante llevar un buen mantenimiento de las tuberías y limpiarlas perfectamente para evitar futuros problemas.

Consejos para mantener las tuberías en perfecto estado

Para mantener las tuberías en perfecto estado, debes evitar en todo momento el arrojar por las tuberías restos de comida, ya que con el tiempo se irá formando un tapón de suciedad que provocará que las propias tuberías se atasquen y no dejen pasar el agua. Tampoco debes tirar por el desagüe el aceite sobrante de las latas de conserva ya que además de producir malos olores, provoca un tapón en las tuberías difícil de eliminar.

Los restos de lavavajillas que quedan después de limpiar en el día a día, tampoco son buenos a la hora mantener las tuberías en perfecto estado es por ello que es importante que limpies el desagüe cada dos semanas con agua caliente y sal. Este remedio te ayudará a limpiar perfectamente todo el desagüe y a tener una tuberías sin nada de suciedad.

Desatascos de tuberias

Remedios caseros para destascar las tuberías

Si ya ves que es demasiado tarde y el fregadero se encuentra atascado y con problemas para absorber todo el agua, puedes intentar desatascarlo con una serie de remedios y consejos sencillos y muy prácticos. Si el problema no es muy grave, puedes añadir un vaso de bicarbonato de sodio junto con otro de vinagre y dejar actuar durante unos 15 minutos. Para terminar, añade un litro de agua hirviendo con sal. Acto seguido deja correr el agua para comprobar que el problema se ha solucionado y las tuberías no están atascadas.

Otro remedio bastante popular consiste en usar un chupón y empezar a succionar agua hasta que veas que el problema desaparece y el agua corre perfectamente. Una última forma de desatascar la tubería consiste en meter con mucho cuidado un alambre e intentar eliminar la suciedad que impide que el agua no circule correctamente.

Si a pesar de todos estos remedios y consejos, las tuberías siguen igual de atascadas, es aconsejable llamar a un profesional que no sea demasiado caro para que te ayude a solucionar de una manera definitiva el problema de las tuberías.