Adornos los lápices de tus hijos
Para disfrutar de un agradable rato en compañía de los más pequeños de la casa cuando no sabéis qué hacer, una buena idea es diseñador un divertido adorno para el lápiz. Esta manualidad ayudará a estimular su creatividad y será de gran ayuda para que la vuelta al cole sea más fácil e incluso divertida.

Los materiales que vas a necesitar son: lápices de colores o negros, en función del diseño que quieras hacer necesitarás unos determinados colores; pegamento escolar de barra; un palillo o una brocheta de madera; plastilina para el horno o pasta de sal, y por último un machacador de ajos.

Una que tengas todos los materiales puedes comenzar con la manualidad. El primer paso es amasar una bola pequeña de plastilina para hacer la cabeza del muñeco. Cuando esté blanda, tienes que pinchar el lápiz en la bola para hacer el agujero.

A continuación, tienes que hacer los ojos, la boca, la nariz y las orejas de nuestro muñeco con la plastilina del color que hayáis escogido entre tu hijo y tú. Haz un agujero en el centro de cada ojo y de la boca con ayuda del palillo. Ahora tienes que pasar una bolita de plastilina por el machacador de ajos para hacer el pelo de tu muñeco, y pegarlo en su cabeza.

Lo siguiente que debes hacer es amasar una bola para hacer el gorro, aplastarla y recortarla en forma de triángulo. Después coloca ese triángulo alrededor de la cabeza del muñeco. Nos estamos acercando al final de la manualidad, puesto que ahora tan solo tienes que retirar el lápiz con cuidado, y meter la cabeza del muñeco en el horno durante el tiempo indicado en el envase de la plastilina, cada fabricante requiere un tiempo específico.

Una vez pasado ese tiempo, puedes comprobar a simple vista si la masa está lo suficientemente dura, si es así, puedes dejarla enfriar. Ahora tus hijos ya pueden decorar sus bolígrafos y lápices con diseños divertidos y únicos, seguro que son la envidia del recreo.