Diseña un dispensador de bolsas con poco dinero
Hoy voy a compartir con vosotros un pequeño secreto. ¿Sabes dónde guardo las bolsas de plástico que utilizo para la basura y el reciclaje? En un práctico dispensador que puedes crear tú mismo en unos cuantos y sencillos pasos, sin necesidad de gastar un dineral y sin tener que ser todo un experto.

Toma nota de la manualidad que te explicamos hoy y aprovecha el reciclaje para poner un poco de orden y dar un toque de estilo a tu hogar. Fácil, rápido, barato, y además, ecológico. ¡Allá vamos!

Materiales reciclados

Lo primero de todo será reunir los materiales necesarios para la manualidad de hoy: una lata de conservas; una tapa de plástico; pintura (preferiblemente en spray); un compás; y tijeras.

¿Ya tienes todos los materiales necesarios? En ese caso, empieza por limpiar bien tu lata de conservas y después decórala como tú quieras con un poco de pintura. Y no te olvides tampoco de pintar tu tapa, que además deberá tener el mismo tamaño que la lata de conservas.

Diseña un dispensador de bolsas con poco dinero

Decorar

Y por supuesto, acuérdate también de proteger la superficie de tu mesa de trabajo con papel de periódico, para ensuciar lo menos posible. Además, te recomiendo pintar en un espacio ventilado para evitar inhalar la pintura.

Y agujerear la tapa

Cuando hayas terminado de decorar, tendrás que esperar a que la pintura se seque por completo. Y a continuación tendrás que agujerear la tapa por donde podrás retirar las bolsas de plástico. Por lo que se refiere a las medidas, dependerán del tamaño de tu lata y de tu tapa.

¿Ya has terminado tu manualidad? En ese caso puedes guardar en el interior de tu lata las bolsas de plástico, tapar y empezar a utilizar tu dispensador reciclado.