Diseña originales almohadones
La manualidad que te invito a descubrir esta vez es muy práctica para ahorrar un dinero y además decorar tu hogar con un toque exclusivo y personalizado de una manera fácil, rápida y divertida. La actividad perfecta para distraerte durante una fría y lluviosa tarde de invierno en compañía de tus seres queridos. En esta ocasión vamos a decorar el salón de estar o cualquier dormitorio de tu hogar con unos peculiares cojines gracias a unas viejas fundas de almohada que tengas por caso y que ya no utilices.

Lo primero que tienes que hacer es escoger las fundas que quieras y decorarlas como más te gusten. Te aconsejo que antes de comenzar a pintarlas, hagas varias pruebas en un folio en blanco para determinar el diseño final, así evitarás equivocaciones.

Puedes utilizar pinturas, tintes o cualquier otro material para conseguir el objetivo deseado, y puedes encontrar sin ningún problema estos objetos en tiendas de manualidades o supermercados. Para convertir tus fundas en elegantes y originales almohadones tienes que o bien seguir las instrucciones del tinte que has escogido, o poner a prueba tu imaginación y hacer el diseño que más te guste con los materiales que quieras.

Si escoges el tinte, tienes que sumergir la funda hasta donde quieras y dejar que el tinte actúe durante aproximadamente unos 15 minutos. A continuación debes sumergir de nuevo la pieza de cama pero unos 10 centímetros más que antes, y dejar actuar otra vez.

Para terminar, debes dejar secar la funda y ya tendrás lista tu almohadón para colocarlo donde quieras y decorar cualquier rincón de tu hogar. Recuerda que también puedes aplicar esta misma técnica en otras piezas de ropa del hogar, como cortinas, sábanas o alfombras. Cualquier cosa para personalizar tu casa y darle un toque único con pocos medios.