Diseña tu jabón de tocador
Si te gustan las manualidades, el artículo de hoy está dedicado especialmente a ti, ya que te explicaré los pasos que debes seguir para realizar tu propio jabón de tocador. Una manualidad muy fácil de realizar y con la que no necesitarás reunir demasiados materiales, tan sólo un poco de paciencia y algo de tiempo libre.

Los artículos que necesitarás son los siguientes: 250 gramos de escamas de jabón especial para prendas delicadas; 60 gramos de miel; 2 cucharadas de aceite de maíz; dos cucharadas de aceite de clavo de de cualquier otro aroma, y por último un cuenco y una olla resistente al calor de grandes dimensiones, además de dos moldes para tartas.

El primer paso será echar en un cuenco las escamas de jabón y el aceite de maíz, y a continuación colocar el recipiente sobre un cazo con agua caliente, pero sin que llegue a entrar en contacto con el agua. Deja el cazo a fuego lento durante unos 15 minutos y vete removiendo con una cuchara de madera y después añade el aceite de clavo. Una vez que haya transcurrido el cuarto de hora, podrás retirar el agua del cazo, y la masa obtenida tendrás que volver a ponerla en el fuego hasta conseguir una textura casi pegajosa.

Después podrás retirar el recipiente otra vez del fuego y dejarlo enfriar para que puedas dar forma a la masa con tus propias manos. Una vez que hayas logrado el resultado deseado tendremos que depositar la masa en el molde, previamente untado con aceite de maíz para evitar que la mezcla se pegue. Ya falta poco para terminar, tan sólo tienes que extender un poco de aceite de oliva con un pincel para suavizar la parte externa de tu jabón. Y el último paso será sacar el jabón del molde y esperar unos diez días antes de poder utilizar tu jabón.