Diseña tu propio reloj de pared
Si quieres decorar tu hogar con un toque personal y exclusivo, una buena idea es diseñar tu propio reloj, moderno y divertido. En primer lugar tienes que colocar una cinta de carrocero en la pared en la que vas a colgar tu reloj para delimitar la superficie que más tarde pintaremos. Tienes que cubrir toda esa zona con un plástico protector para que no se ensucie.

Escoge el color que más te guste y con ayuda de un rodillo de pelo corto, aplica el color sobre la pared. Una vez hecho esto, tienes que retirar la cinta de carrocero y dejar que seque la pintura el tiempo necesario, no tengas prisa.

A continuación debes buscar el punto central del cuadrado que será además, el centro del reloj. Una vez localizado este centro, marca la posición del mecanismo de funcionamiento del reloj. No olvides que tienes que poner unas tiras de cinta adhesiva para poder pegar esta pieza de funcionamiento sobre la pared. Para completar tu diseño puedes hacerlo de diferentes y divertidas formas, una opción es colgar una colección de 12 cuadros diferentes, que simularán ser los números, alrededor del dispositivo de funcionamiento.

Una vez que has pegado todos estos cuadros, debes fijarlos con las tiras adhesivas para que estén perfectamente sujetos a la pared. Este sistema es muy práctico para trabajos de este tipo, puesto que las tiras se eliminan fácilmente y sin dejar residuos, por lo tanto cada vez que quieras cambiar tus diseños y en vez de cuadros quieras colocar otra cosa, podrás hacerlo sin ningún problema.

Como ves se trata de una manualidad muy fácil de realizar y rápida, donde solo necesitas un poco de imaginación, una actividad perfecta para adornar el hogar en compañía de la familia.