Diseña tu propio reloj
Uno de los accesorios más prácticos y habituales en cualquier hogar es el reloj, además de ser un elemento decorativo importante es muy práctico cuando realizamos diversas tareas domésticas, sobre todo en la cocina. Si estás cansado de los clásicos diseños y quieres animar tu pared con un estilo diferente, original y totalmente personalizado, anímate a poner en práctica los siguientes consejos que te ofrezco a continuación.

No hace falta que seas toda una experta en temas de costura y creatividad, tan sólo necesitas tener una buena idea y ponerla en práctica con los materiales más adecuados. Se trata de una manualidad económica, en la que además de un mecanismo de reloj y unos viejos botones que ya no utilices, no necesitarás muchos elementos más.

Por lo que se refiere a los botones no importa que sean de diferentes colores, tamaños o formas, de hecho cuanto más original sea la manualidad, mejor será el resultado. En cuanto al mecanismo del reloj puedes adquirir uno en cualquier tienda o comercio habitual de bricolaje, y al que debes añadir una superficie de tela o de cualquier otro tipo de material que prefieras.

Si quieres puedes incluso diseñar tú mismo la tela que recubrirá la estructura del reloj, combinando distintos colores y tejidos, no tengas miedo de probar todo tipo de ideas y composiciones, el único límite es tu imaginación. A continuación tienes que añadir a la superficie los botones y distribuirlos por toda la superficie del reloj como prefieras, incluso puedes colocar lentejuelas, abalorios o cualquier otro adorno que tengas en casa y que ya no utilices. Como ves se trata de una manualidad muy fácil de realizar, con pocos materiales y que permite infinidad de diseños de todo tipo.