Diseña tus propias velas
Las velas son un accesorio perfecto para conseguir un toque romántico e íntimo en cualquier espacio de nuestro hogar, sobre todo en las ocasiones más especiales cuando queremos envolver el ambiente de misterio y de magia. Otra de las funciones de las velas, además de decorar, es ayudar a que cualquier rincón de nuestra casa desprenda un delicioso toque aromático, evitando así los malos olores causados por el tabaco o determinados alimentos, entre otros hedores que pueden asustar a nuestros invitados y hacernos parecer unos malos anfitriones.

Para evitar este ridículo te recomiendo diseñar tus propias velas y dar un toque personal a tu hogar, a la vez que disfrutas poniendo a prueba tu imaginación y tu creatividad. Los materiales que vas a necesitar son los siguientes: parafina, un recipiente para derretir la parafina, moldes, mechas, esencias aromatizantes y colorante para velas. En primer lugar tienes que derretir la parafina, y para ello te aconsejo que la cortes en pequeños trozos y la coloques en un recipiente a fuego lento.

Cuando esté derretida tendrás que aplicar los colorantes siguiendo las instrucciones al pie de la letra y a continuación añadir unas gotas de aromatizante. Antes de que se enfríe totalmente la mezcla recuerda que debes verterla sobre el molde que hayas escogido, y cuando se solidifique podrás extraerla del recipiente. Si quieres mientras la mezcla está líquida puedes añadir cualquier tipo de adorno que se te ocurra para decorar y personalizar las velas.

En este tipo de manualidades el único límite es tu imaginación, por ejemplo puedes mezclar distintos colorantes para obtener un tono totalmente personalizado y único. Incluso también puedes decorar tu vela con un retazo de tela, una fotografía o cualquier otro detalle que se te ocurra y que consideres que puede quedar bien, así sorprenderás gratamente a tus visitas.