Diseña un ambientador casero
En nuestra tarea de hoy te invitamos a diseñar un original y decorativo ambientador con unos pocos y económicos materiales, de una manera fácil y divertida. Una manualidad perfecta para disfrutar de las desapacibles tardes de invierno en compañía de la familia, en nuestro acogedor y confortable hogar.

Para empezar deberás reunir los siguientes materiales: tela vieja que ya no utilices; agujas; hilo; lazo; flores secas perfumadas; y cualquier otro adorno o detalle decorativo que quieras utilizar en la manualidad. Una vez que tengas todos estos artículos, deberás empezar por recortar un retazo de tela con el tamaño que quieras.

Cuando hayas recortado dos retales de tela, deberás coser ambas partes para conseguir un bonito saco. En su interior, guarda flores secas perfumadas que puedes adquirir en cualquier comercio especializado en manualidades y decoración, y para terminar, cose un bonito broche o botón a tu manualidad.

Como en artículos anteriores, te recuerdo que la manualidad no termina aquí, ya que puedes poner en práctica todas las ideas que se te ocurran. Así que estrújate el cerebro y añade todas las sugerencias que se te pasen por la cabeza y que pienses que pueden quedar bien. Por ejemplo, si diseñas un bonito dobladillo, puedes introducir un lazo y dar más forma a nuestro saquito perfumado.

También puedes coser abalorios, lentejuelas o cualquier otro detalle ornamental que se te ocurra. De una manera muy fácil, divertida y barata hemos conseguido un diseño original y muy coqueto, con el que decorarás hasta el último rincón de tu hogar. Recuerda que también puedes dejar que participen los pequeños de la casa con sus propias ideas, y hacer un diseño infantil, pero asegúrate de que supervisas el trabajo de los más jóvenes para evitar disgustos innecesarios.