Diseña un centro de mesa original
Los centros de mesa son un elemento decorativo que te pueden resultar muy útil en cualquier momento, para una fiesta de cumpleaños o de aniversario, para la época navideña, o simplemente para personalizar el hogar.

Además, en función de los materiales que utilices, los centros de mesa pueden aportar calidez, elegancia e incluso una atmósfera agradable. Para armar un objeto de estas características tan sólo necesitas unos cuantos materiales y buenas dosis de imaginación. Puedes utilizar velas flotantes perfumadas, como las que se utilizan para aromaterapia, flores sin tallo de los colores que quieras, y una fuente de vidrio transparente.

En primer lugar, tienes que llenar el recipiente de agua y distribuir encima tus velas y flores. Otra idea es comprar un bonito recipiente como por ejemplo un plato llano con el diseño que quieras, y distribuir encima todos estos adornos. Si lo prefieres puedes añadir también frutas falsas de cerámica, pequeños adornos de madera o cualquier otra cosa que tengas en casa y que pienses que puede quedar perfecto en tu manualidad.

A la hora de decorar tu hogar, especialmente en este tipo de manualidades, lo más importante es la creatividad y la imaginación de cada persona. El truco fundamental para garantizar el éxito de cualquier elemento decorativo.

Si vas a utilizar un centro para una fiesta de cumpleaños o para preparar tu casa para la Navidad, mi consejo es que añadas fotografías de tu familia u objetos que tus hijos e hijas hayan diseñado, así tu centro decorativo será todavía mucho más exclusivo y personalizado, además sorprenderás a tus visitas.

Por último te recomiendo que apuestes por velas o flores aromáticas, pero sólo una de las dos cosas, ya que tampoco queremos cargar el ambiente con un intenso olor. Algunos de estos objetos tienen propiedades relajantes, para que además de decorar tu hogar, también puedas crear un ambiente relajante y estimulante que todos sabrán apreciar.