Diseña un mosaico con azulejos
Con ayuda de unos pocos materiales vamos a ser capaces de decorar todo tipo de objetos como macetas, platos o jarrones, que te ayudarán a dar un toque único y personalizado a tu hogar. Los materiales que vamos a necesitar son los siguientes: un azulejo liso de color crema, un azulejo liso de color azul, otro azulejo con el diseño que más nos guste, pegamento especial para estas superficies, un cortador de vidrio, una espátula, una regla, un marcador, una cinta de enmascarar y una pinza de punta plana.

En primer lugar tendremos que cubrir el azulejo estampado con cinta por la parte delantera y la posterior. A continuación envolverlo todo con un paño y colocar el azulejo por el lado del dibujo hacia abajo sobre una superficie dura, presiona con la palma de la mano hasta que consigas romperlo.

Ahora tienes que esparcir el pegamento para azulejos en un recipiente y mezclarlo con agua hasta que consigas una pasta espesa y homogénea. Con ayuda de la espátula aplica un poco de pegamento en el centro del plato y une las piezas del azulejo que anteriormente has roto, como si se tratase de un puzzle pero dejando un pequeño espacio entre las piezas.

Coloca sobre una mesa todos los azulejos lisos al revés y dibuja sobre ellos una cuadrícula con una regla y un lápiz. Apoya la regla sobre cada línea y pasa por esa zona el lápiz, para saber por dónde tendrás que cortar el azulejo.

Lo siguiente que debes hacer es romperlo siguiendo esa cuadrícula, de esta forma obtendrás pequeños cuadrados que colocaras alrededor de tu figura. Mezcla la masa verde con agua hasta que consigas una masa espesa y aplícala sobre toda la superficie. Acuérdate de eliminar el exceso de esta masa con un paño húmedo.