Diseña un original árbol de Navidad
Las manualidades son la manera perfecta de estimular la inteligencia y la creatividad de los más pequeños de la casa, mientras disfrutamos de su compañía y pasamos un divertido rato en familia. Por eso en el artículo de hoy te proponemos una interesante yeconómica actividad: diseñar un árbol de Navidad con nuestras propias manos.

Una tarea que puedes realizar de una manera muy fácil y rápida, y con la que no necesitas ser un gran experto en manualidades para conseguir un excelente resultado. Tan sólo tienes que dejar volar tu imaginación y probar todas las ideas que se te pasen por la cabeza. Deja que los más pequeños de la casa participen y hagan sus propias aportaciones, pero acuérdate de supervisar siempre su trabajo, con el fin de evitar daños innecesarios.

Para empezar debes adquirir un trozo de papel de embalar con el tamaño que prefieras, témperas y pinturas de distintos colores, y esponjas para crear diferentes efectos y texturas. Una vez que tengas todos estos materiales, deberás empezar por dibujar tu árbol de Navidad con el diseño que más te guste, ya sea el clásico con maceta incluido, o uno mucho más innovador y original.

A continuación llega la parte más divertida, que consiste en untar nuestras manos con la pintura e ir decorando con ellas todos los rincones de nuestro árbol de Navidad. Recuerda que con las esponjas y los pinceles puedes ir creando diferentes efectos.

Como en artículos anteriores, te recuerdo que la manualidad no termina aquí, ya puedes añadir todos los detalles ornamentales que pienses que pueden quedar bien. Lentejuelas, abalorios, auténticas bolas de Navidad e incluso fotografías familiares, son algunas buenas ideas. En este sentido el único límite es tu imaginación, así que no tengas miedo de probar infinidad de propuestas, porque seguro que te sorprendes con los resultados.