Diseña un portarretratos con conchas
Si no sabes cómo pasar el rato en casa durante una de esas tardes invernales, donde el frío y la lluvia invitan a disfrutar de nuestro acogedor y plácido hogar, te invito a que pongas en práctica la manualidad de hoy. Se trata de una tarea muy sencilla, rápida y económica, pero que requiere la constante supervisión de tus hijos, con el fin de evitar disgustos innecesarios.

En el artículo de hoy diseñaremos un divertido portarretratos con detalles marineros, y para ello deberás reunir los siguientes materiales: un portarretratos de madera sin molduras, unas conchas y pegamento universal. Una vez que hayas reunido todos estos materiales podrás ponerte manos a la obra, empezando por desarmar el portarretratos, retirando todas las piezas que lo componen.

Antes de pegar las caracolas te recomiendo que pienses dónde vas a colocarlas, y después podrás extender el pegamento universal y pegar las conchas en su lugar correcto. Cuando hayas terminado de colocar todas las caracolas, deberás dejar que el portarretratos se seque por completo, y en este sentido es aconsejable protegerlo con un plástico para que nuestro diseño no se estropee.

Como ves se trata de una manualidad que permite un sinfín de diseños y alternativas, así que no tengas miedo de poner a prueba tu imaginación y probar todas las decoraciones que se te ocurran. Deja que tus hijos participen y hagan sus propias aportaciones, y en este sentido, lo mejor es pegar el dibujo animado favorito de tus hijos.

Aunque la cosa no termina aquí, ya que además de todo esto también puedes añadir abalorios, lentejuelas, fotografías familiares e infinidad de adornos decorativos más que se te ocurran. Aunque si prefieres optar por el diseño original, pero quieres añadir más detalles, prueba a pintar las caracolas con los colores que más te gusten, así el diseño será todavía más original y personalizado.