Diseñar posavasos con la técnica del decoupage
La técnica del decoupage es una de las más utilizadas en el mundo del bricolaje y de las manualidades. Es muy fácil y barata, y además se puede utilizar de muchas formas diferentes y en todo tipo de superficies.

¿Por ejemplo? Hoy te explicamos cómo decorar unos originales y elegantes posavasos con esta técnica tan sencilla. Así que concédenos unos minutos de tu tiempo y prepárate para dejar volar tu imaginación.

Cortar la madera para dar forma a los posavasos

Para esta manualidad utilizaremos madera delgada que tendrás que cortar para conseguir la forma y el tamaño que quieres que tengan tus posavasos. Redondos, ovalados, cuadrados, rectangulares, grandes, pequeños… Toma las medidas, haz una línea que sirva de referencia y corta la madera con la sierra adecuada.

Una base con pintura blanca

A continuación tienes que lijar bien los bordes hasta que estén suaves y lisos. Después podrás aplicar dos manos de pintura acrílica de color blanco, que será la base de tus posavasos. Y mientras se seca la pintura, tendrás que escoger las servilletas que quieres utilizar para la técnica del decoupage.

Diseñar posavasos con la técnica del decoupage

Cubrir los posavasos con las servilletas

¿Ya sabes qué diseño quieres? En ese caso puedes retirar las capas de tu servilleta hasta quedarte con la última, y aplicar una mano de pegamento sobre las dos caras de tu posavasos. A continuación podrás cubrir la superficie con las servilletas, y deslizar un pincel sobre la superficie para eliminar las burbujas de aire.

Y barnizar

Espera a que el pegamento se haya secado por completo y aplica una capa de barniz para proteger, y también para conseguir un brillo especial.

Como te habíamos prometido, se trata de una manualidad sencilla, fácil, divertida y muy barata. Perfecta para realizar en compañía de la familia, pero sobre todo de los más pequeños de la casa.