Diseñar una esponja infantil para la ducha
¿Te gustan las manualidades y poner a prueba tus habilidades y tu creatividad? En ese caso no te pierdas la actividad que te presentamos hoy que es perfecta para realizar en compañía de los más pequeños de la casa, durante esas aburridas tardes de invierno cuando el mal tiempo invita a quedarse en casa, en compañía de la familia.

En esta ocasión te proponemos realizar unas simpáticas esponjas con forma de oso polar, en unos cuantos y sencillos pasos. ¿Qué ingredientes vas a necesitar? Dos piezas de tejido rizo; un trozo de tela negra (para la nariz); hilo blanco; hilo negro; y aguja de coser.

Cuando hayas reunido todos estos materiales, tendrás que recortar las dos piezas de tejido de rizo con el tamaño aproximado que quieres que tenga tu esponja. A continuación tendrás que recortar esas dos piezas de tela con la silueta de tu mano, para conseguir que tenga forma de guante.

Cuando tengas los dos extremos deberás coserlos con la aguja y el hilo, dejando una abertura por donde introducir tu mano y así poder utilizar la esponja. El siguiente paso será decorar la manualidad con todos los detalles decorativos que quieras utilizar. Empieza por coser el trozo con forma triangular de la tela negra para hacer la nariz, y a continuación cose también las orejas de tu simpático oso polar.

Para terminar, sólo falta hacer la boca y los ojos con el hilo negro, y de esta forma habrás conseguido una simpática y divertida esponja con forma de oso polar. Una manualidad muy sencilla que está al alcance de cualquiera de nuestros lectores y que no te puedes perder. Deja que tu hijos también participen, pero no te olvides de supervisar su trabajo con el fin de evitar molestias innecesarias.