Diseñar una marioneta de tela
La manualidad de hoy está dedicada a nuestros lectores más jóvenes, aunque por supuesto su elaboración requiere la supervisión de un adulto. En primer lugar deberás reunir los siguientes materiales: un calcetín viejo; tijeras; pegamento de cola; lanas de colores; aguja; un estambre, y por último unos botones.

Como ves son materiales muy fáciles de conseguir y baratos, y en cuanto al nivel de dificultad no tienes de qué preocuparte porque es una manualidad mucho más fácil de poner en práctica de lo que seguramente te estás imaginando. En primer lugar tienes que pensar en el diseño que quieres que tenga tu manualidad, siendo muy aconsejable hacer un dibujo previo en un folio, y después plasmarlo en tu viejo calcetín. Los botones serán los ojos, mientras que el estambre representará la nariz y la boca, que incluso puedes pintar si quieres dar un aire más original.

Para terminar tan sólo tienes que añadir las lanas de colores que deberás pegar por toda la cabeza de tu simpática marioneta. Como te he prometido se trata de una manualidad muy sencilla, económica y rápida que permite un sinfín de posibilidades y alternativas. Si dejas volar tu imaginación y pruebas con otros materiales seguro que consigues unos diseños originales y muy divertidos que dejan con la boca abierta a los reyes de la casa. Por ejemplo, en lugar de botones, puedes colocar abalorios, lentejuelas o cualquier otro adorno que tengas en casa y pienses que puede quedar bien.

Además, ten en cuenta que también puedes pintar el estambre o ir combinando diferentes trozos de tela para que el resultado sea aún más original. Y si te atreves puedes crear la marioneta del personaje animado favorito de tus hijos. Una manualidad que enamorará a los niños y niñas, con la que disfrutarán de un agradable rato en compañía de la familia y estimularán su creatividad e inteligencia.