Diseñar una pizarra infantil
Seguro que has escuchado a más de algún docente o pedagogo que es muy importante estimular la creatividad de los niños y niñas, a la vez que educarles correctamente y contribuir a su desarrollo intelectual.

Todos estos consejos son muy bonitos, pero la pregunta determinante es cómo ponerlos en práctica, y la respuesta es muy sencilla: a través de las manualidades. Por eso hoy te invito a realizar vuestra propia pizarra en forma de vaca que podéis colgar en cualquier espacio de nuestro hogar, y con la que tus hijos se lo pasarán en grande.

Los materiales necesarios son los siguientes: una pizarra de madera o de plástico, pasta de sal, un palillo, pintura acrílica de color blanco y negra, pegamento, pincel, barniz y por último hilo grueso. Para empezar tienes que preparar la pasta de sal, y para ello mezcla harina y la sal en un recipiente con ayuda de una cuchara y añade un poco de agua fría hasta que se forme una pasta dura. Bate bien la mezcla y amásala durante unos diez minutos hasta que sea elástica y suave. Para terminar deja secar la pasta dentro de una bolsa de plástico durante una hora.

Ahora podemos preparar el diseño de nuestra manualidad. Pinta la pizarra de blanco y cuando esté seca, con la pasta de sal haz la cabeza de la vaca con los ojos, las orejas y el hocico. Pégalo todo sobre la pizarra en una de las esquinas y déjalo secar.

El siguiente paso será pintar el simpático animal con las manchas negras, y para terminar fijar el cordel con la tiza en la parte superior de nuestra pizarra y pegarlo con pegamento. De esta forma, siempre que tus hijos quieren utilizar la tiza está en el mismo sitio y no mancharán ningún espacio de tu hogar.