Disfraz de caracol
El Carnaval está a la vuelta de la esquina, una de las fiestas favoritas de pequeños y grandes que disfrutan de lo lindo, convirtiéndose en cualquiera de los personajes de ficción de moda. Uno de los disfraces más habituales en esta fiesta suele ser el de animal, sobre todo en el caso de los más jóvenes de la casa.

Por eso este post lo dedicaré a explicarte cómo debes diseñar un disfraz de animal, y en concreto de caracol. Así te ahorrarás una cantidad de dinero interesante, y además podrás personalizar tu diseño, añadiendo los detalles que quieras para que sea totalmente único y exclusivo.

Los materiales que vas a necesitar son los siguientes: un buzo o camiseta de manga larga marrón, o el color más parecido y que se asemeje a un caracol; un acolchado o saco de dormir en tonos marrones, si quieres puede ser un retazo de tela que tengas por casa y quieras aprovechar para esta manualidad; un gorro marrón; y por último, unas antenas que puedes comprar o fabricarlas tú misma. Con alambre resistente envuelto en tela marrón y unos pequeños y graciosos ojos pegados en la punta final, conseguirás también un buen diseño.

Para hacer los ojos del animal puedes utilizar plastilina y pintarla con pintura acrílica, así diseñarás tú misma la forma de los ojos del simpático animal. El siguiente paso será coser unas puntadas de la tela acolchada que deberá estar doblada en forma de espirales, que simularán ser la casa del caracol. Para terminar nuestro diseño tienes que coser esta tela sobre la camiseta que será el cuerpo del animal, hazlo con cuidado para que no se desarme tu espiral.

No hace falta que seas todo un experto en temas de costura, basta con dar unas buenas puntadas a lo largo de todo el borde de la tela. Y recuerda que si quieres puedes personalizar tu manualidad como quieras, o bien añadiendo nuevos adornos o sustituyendo materiales por otros que te gusten más.