Divertido cojín perfumado
La manualidad de hoy es perfecta para esas típicas tardes invernales en las que no sabemos cómo distraer a los pequeños de la casa. Además de disfrutar de la compañía de nuestros hijos e hijas, estimularemos su inteligencia y creatividad a través de diseño y de las labores manuales.

En esta ocasión diseñaremos un bonito y perfumado cojín que podemos utilizar para determinados espacios de nuestro hogar, como armarios y cajones. Los materiales que vamos a necesitar son los siguientes: tela con el color y el diseño que más nos guste; algodón para rellenar; una grapadora o hilo y aguja; y nuestro perfume favorito.

Una vez que hayas adquirido todos estos artículos, que seguramente no tengas necesidad de comprar, podrás ponerte manos a la obra con tu diseño. El primer paso será recortar la tela con el tamaño que queramos que tenga nuestro cojín, y después coser o grapar los bordes. Antes de continuar acuérdate de dejar una pequeña abertura por donde deberás introducir el algodón, previamente perfumado con tu aroma favorito.

Cuando consigas que tu cojín esté esponjoso y blandito podrás terminar de coser o de grapar los bordes de la tela, lo que más fácil te resulte. Con este paso habrás terminado la manualidad de hoy, aunque te recuerdo que aquí no termina todo, ya que puedes añadir los detalles decorativos que pienses que pueden quedar bien en tu diseño final.

Lazos, abalorios, botones o lentejuelas, son muchas las posibilidades decorativas de esta manualidad. Incluso puedes aprovechar algún adorno que se haya desprendido de una vieja pulsera o de alguna prenda. No tengas miedo a poner a prueba tu imaginación y probar un sinfín de ideas, donde los pequeños de la casa también pueden participar, pero siempre bajo la supervisión de un adulto.