El corcho como aislante
Ahorrar. Esa es nuestra meta y el principal objetivo de muchas economías domésticas, aunque lograrlo no resulta nada fácil.

Para ayudarte con esta asignatura pendiente, nada mejor que conocer todas las propiedades y ventajas que ofrecen los materiales. Porque hay muchos artículos que pueden resultarte de gran utilidad para otras muchas tareas. ¿Por ejemplo? El corcho. Si quieres conocer otros usos de este material, no te pierdas nuestro artículo de hoy.

Aislante térmico y sonoro

El corcho es un material que no debe faltar en tu hogar. Es barato, versátil, fácil de utilizar, lo podemos encontrar casi en cualquier parte, y además de es un aislante realmente eficaz. ¿Lo sabías?

Su baja conductividad térmica y su resistencia a la humedad, son las claves de su gran eficacia como aislante. Un material muy recomendable para revestir tanto paredes como suelos.

Un material sostenible

Un aislante térmico y sonoro, que además es un material muy sostenible y respetuoso con el medio ambiente. Por si fuera poco, es fácil de mantener y está al alcance de cualquier persona.

El corcho como aislante

Todas estas características convierten al corcho en una gran elección para nuestro hogar. Pero además, es un material muy ligero, y su densidad y peso son muy bajos. Además impermeable, por eso se utiliza mucho en las botellas.

Y decorativo

¿Te animas a decorar y utilizar el corcho en cualquier rincón de tu hogar? Pues no te limites a utilizarlo únicamente como aislante térmico y sonoro, ya que también puede tener un gran uso a nivel decorativo.

Ahora es tu turno, ¿qué otros usos nos recomiendas para aprovechar al máximo este material? Comparte con nosotros tus conocimientos y sugerencias.