El foamy en las manualidades
Si no te consideras un gran experto en temas de bricolaje y manualidades, tal vez el material que te presentamos hoy te resulte complemente nuevo, sin embargo, es uno de los más empleados en muchas de nuestras tareas domésticas. El foamy es un clásico en el mundo de las manualidades que tal vez alguna vez tengas que utilizar, si es que todavía no lo has hecho, así que toma nota de nuestras recomendaciones.

El foamy es una espuma que se utiliza como relleno, aunque también se puede emplear directamente sobre la superficie que estamos trabajando o bien superpuesta. En el mercado actual lo encontrarás en tiendas de papelerías, de manualidades, de artesanía o decoración. Lo tienes en diferentes colores y diseños para que puedas escoger el que más se adapta a tus necesidades.

El foamy en las manualidades
Además, lo puedes utilizar de múltiples formas y combinarlo como desees, por ejemplo con acuarelas, brillantina, abalorios, pinturas acrílicas, tizas, ceras, telas… Un material muy versátil que es perfecto para dar volumen a cualquiera de nuestros diseños o bien para que adquieran un tacto esponjoso. Lo mejor de todo es que es muy fácil de cortar y moldear, por lo que puedes dar las formas y los tamaños que desees en pocos y sencillos pasos.

Así que si estás pensando en disfrutar de un rato en familia con los más pequeños de la casa, no te olvides de incorporar a tus manualidades el foamy. Ya conoces las características principales de este material, y ahora sólo te falta trabajar con él. Aunque generalmente el foamy se utiliza para acolchar alguna superficie, puedes emplearlo como quieras. Deja volar tu imaginación y experimenta con todo tipo de ideas porque seguro que consigues un resultado increíble.