El forro térmico para cortina
En tu tienda de bricolaje habitual encontrarás multitud de artículos que te ayudarán a realizar infinidad de tareas de reparación y decoración, además de proteger y cuidar tu hogar. Productos tan imprescindibles como el que te presentamos en nuestro artículo de hoy: el forro térmico para cortina.

¿Quieres saber qué es y para que sirve? Pues quédate con nosotros para salir de dudas y así aprovechar al máximo este producto de bricolaje.

Además de las persianas, existen otros muchos artículos que nos ayudan a evitar que la luz del sol entre en nuestro hogar, y el forro térmico para cortina es uno de ellos. Un producto muy recomendable que protegerá nuestra casa de hasta el 80% de los rayos solares. ¿Quieres colocar uno pero no sabes cómo hacerlo? Pues toma porque su instalación es muy sencilla.

El forro térmico para cortina
Lo primero de todo será colocar la cortina en una superficie grande y plana para poder trabajar más cómodamente. A continuación deberás pegar la cinta autoadhesiva (que incluye el forro térmico) debajo de las arandelas, y después poner una tira de cardillo sobre esta cinta.

Generalmente, el forro térmico tiene una medida estándar que tal vez no cubra por completo tu cortina, aunque no lo necesitarás. Finalmente, coloca tu forro metálico y después tu cortina, y conseguirás bajar hasta cinco grados la temperatura de tu estancia, y al mismo tiempo protegerás tus bonitas cortinas de los rayos de sol que con el paso del tiempo terminan por estropear la tela.

El forro metálico refleja los rayos solares y evita que entren en nuestro hogar a través del cristal. Ahora que has visto lo fácil que es colocar este producto, ¿te animas a instalar un forro en tus ventanas? Una tarea muy sencilla y rápida que está al alcance de todos nuestros lectores.