El pegamento en bricolaje
No hace falta ser un gran experto en bricolaje para conocer el uso del pegamento y sus múltiples aplicaciones prácticas. Sin embargo, con los trucos apropiados, podemos sacar el máximo partido a este práctico artículo y conseguir los mejores resultados. Para ello, ponte cómodo y toma buena nota de todos los consejos que te ofrecemos a continuación.

Lo primero que debes hacer antes de comenzar con tu tarea de bricolaje o manualidad, será adquirir el pegamento más adecuado en función de la superficie que vamos a trabajar. Asegúrate de que sigues al pie de la letra todas las instrucciones que indica el fabricante en el envase, y esperas el tiempo necesario hasta que el adhesivo se haya secado por completo. Asimismo, también es importante que antes de aplicar el producto, limpies correctamente la superficie con el fin de eliminar posibles restos de materiales y suciedad.

Cuando tengas que utilizar el pegamento, es aconsejable sujetar todas las piezas que queremos pegar con cinta de carrocero para ejercer presión y lograr la mayor fijación posible. Mientras que si queremos inmovilizar piezas con formas irregulares, puedes utilizar una bola de plastilina para evitar hacerte daño.

Si lo que estamos tratando de unir son objetos inestables, la solución perfecta puedes ser llenar un cajón con arena y así conseguiremos mantener las piezas en la posición deseada. Por último, para pegar artículos muy pequeños y difíciles de sujetar con las manos, no olvides ayudarte con unas pinzas o unos alicates.

Unos interesantes y sencillos trucos que te ayudarán a pegar cualquier todo tipo de material, de una manera muy fácil, rápida y barata. Porque incluso con las tareas más sencillas del bricolaje son necesarios unos consejos, que faciliten en gran medida nuestro trabajo.