Eliminar las polillas
Las polillas son esos molestos insectos que habitan en determinados rincones de nuestro hogar y que estropean algunas superficies, aunque su plato favorito suelen ser nuestras prendas de ropa favoritas. Sin embargo, también podemos encontrar a estos diminutos insectos, que pertenecen a la familia de las mariposas, en muchos espacios, ya sea en el fondo de nuestro armario o en las alfombras.

Para proteger nuestro guardarropa existen unos productos específicos, además de numerosos remedios caseros, como por ejemplo la lavanda seca dentro de pequeños saquitos de tela colocados entre nuestra ropa. Otro truco muy eficaz son las mondas de naranja y de limón secas que por mi propia experiencia han resultado ser muy efectivas. El único inconveniente de este tipo de trucos es que no se pueden utilizar en según qué tipo de superficies de nuestro hogar, como por ejemplo en las alfombras.

Y para estos casos lo mejor es recurrir al siguiente truco que te ofrezco a continuación. El primer paso será mezclar a partes iguales agua y vinagre, y por lo que se refiere a las cantidades, dependerán del tamaño de tu alfombra. Una vez que hayas mezclado correctamente ambos materiales, deberás rociar el líquido resultante a lo largo de toda la superficie, e inmediatamente después colocar sobre la alfombra un papel absorbente, como el que se utiliza para la cocina.

Encima de este papel tendrás que colocar una plancha caliente y deslizarla durante un momento por toda la alfombra para que la mezcla de agua y de vinagre penetre en profundidad, ya que así conseguirás eliminar los huevos que haya depositado el insecto. Recuerda que este sencillo y rápido truco deberás realizarlo en cuanto descubras esos inconfundibles agujeros en la tela, tan característicos de las polillas.