Eliminar manchas de óxido de los suelos
El artículo de hoy está dedicado a una de esas tareas de bricolaje que podemos realizar nosotros mismos con unos pocos y sencillos consejos. En esta ocasión te explicaremos cómo puedes eliminar las manchas de óxido de tu suelo para conseguir que recupere su aspecto del primer día, así que toma buena nota de las claves que necesitas saber para conseguirlo.

En primer lugar te recomiendo utilizar un ácido oxálico que encontrarás a la venta en droguerías. Para utilizar correctamente este producto, recuerda que debes espolvorear sobre la zona afectada de tu suelo un poco de ácido, e inmediatamente después echar sobre la mancha un trapo humedecido en agua caliente. Aclara el suelo las veces que consideres necesario hasta conseguir eliminar el óxido por completo.

Aunque otro remedio que suele ser también muy efectivo consiste en espolvorear bicarbonato sobre el suelo y dejar actuar el tiempo que el fabricante especifica en el envase. A continuación tienes que pulir la superficie e ir aclarando con una mezcla compuesta por dos tazas de agua y cuatro cucharadas de bicarbonato, que deberán estar muy bien disueltas.

Puedes poner a prueba cualquiera de estos dos sencillos y rápidos trucos caseros que en la mayoría de los casos te ayudarán a recuperar la superficie de tu suelo de una manera rápida y eficaz, y lo mejor de todo, sin necesidad de recurrir a un profesional.

Recupera el brillo del primer día, sin necesidad de desembolsar una importante cantidad de dinero, tan sólo dedicando un poco de tiempo libre y comprando los productos adecuados en cualquier tienda de bricolaje especializada en estas cuestiones. La oportunidad que estabas buscando para poner a prueba tus habilidades y al mismo tiempo reparar tu suelo, sin importar el material en cuestión.