Fabrica tu propio jabón de manos
Los productos naturales y caseros suelen ser los mejores contra los pequeños dolores o las molestias generales. Esta vez vamos a preparar un jabón de manos descongestivo, con múltiples beneficios, especialmente como un tratamiento eficaz para el cuidado de nuestra piel.

Los materiales que vas a necesitar son los siguientes: una barra de jabón de coco (100 gr), aceite de caléndula (2 cc), gel de aloe vera (5 cc), aceite esencial de manzanilla (4 gotas), vaselina líquida, un molde para jabón y si quieres también puedes comprar colorante para jabones.

Una vez que tengas todos estos ingredientes puedes ponerte manos a la obra con la manualidad. En primer lugar tienes untar el molde escogido con un poco de vaselina líquida, y después cortar la barra de jabón de coco en pequeños trozos que tendrás que derretir al baño maría.

Cuando esté totalmente disuelto tienes que añadir el del de aloe vera, inmediatamente después tienes que retirar la mezcla del fuego y agregar un poco del colorante, si has decidido comprarlo. A continuación debes añadir el aceite de caléndula y el aceite esencial de manzanilla. Recuerda que tienes que remover hasta que todos los componentes estén bien mezclados.

Una vez hecho esto, tienes que verter la preparación en el molde y aplicar el prolijador en caliente para alisar la superficie y eliminar la espuma y las burbujas que puedan haber surgido durante la preparación.

Ya falta muy poco para disfrutar de los beneficios de este jabón, ahora solo tienes que dejar enfriar y solidificar. Retira el jabón del molde y déjalo curar al menos 24 horas para que se seque completamente. Si no vas a utilizarlo inmediatamente es mejor que lo envuelvas con film auto adherente.

Antes de empezar a utilizar tu jabón es importante que tengas en cuenta que no está indicado a niños, a mujeres embarazadas y en período de lactancia, a personas con alergias y problemas crónicos como epilepsia por ejemplo. Ten mucho cuidado y no dejes que el jabón caiga en las manos inadecuadas lo que para ti puede ser un eficaz cuidado para otras personas puede resultar perjudicial.