Farolillos para Halloween
Se acerca la fiesta más terrorífica del año, y para celebrarlo por todo lo alto y como la ocasión lo merece, te animo a dejar volar tu imaginación y diseñar originales manualidades. En artículos anteriores te explicábamos cómo decorar tu hogar para convertir tu casa en la más aterradora del vecindario, sin embargo, en esta ocasión te explicaremos los pasos que debes seguir para crear divertidos y originales farolillos.

Para empezar deberás reunir los siguientes materiales: botes de vidrio o latas de coca-cola, papeles de seda de colores, cartulinas, rotuladores, cintas doradas, pegamento, cinta adhesiva y velas, además de otros adornos o detalles decorativos que también quieras utilizar. Una vez que tengas todos estos artículos, podrás empezar forrando los botes con el papel de seda.

Puedes utilizar los colores y los diseños que prefieras, y pegarlos con pegamento escolar. Espera a que el material se haya secado por completo y después empieza a decorar tu manualidad, pintando con los rotuladores de colores, y colocando trozos de cartulina para conseguir un rostro súper terrorífico. No olvides que también puedes añadir los detalles y adornos que se te ocurran y que pienses que pueden quedar bien en tu diseño.

En este sentido, puedes crear infinidad de personajes típicos de Halloween, desde fantasmas, hasta simpáticas calabazas. El único límite es tu imaginación, así que no dudes en probar todas las ideas que se te pasen por la cabeza, y dejar que tus hijos también participen, aportando sus propias sugerencias.

No olvides que se trata de una manualidad infantil, pero que siempre debemos vigilar lo que hacen nuestros hijos, con el fin de evitar disgustos innecesarios. Una divertida manualidad que estimulará la inteligencia y la creatividad de los más pequeños de la casa hasta límites insospechados.