Flores con bolsas de plástico
Es cierto que la crisis agudiza el ingenio y que con muy poco, podemos hacer grandes cosas. Porque no necesitas ser MacGyver ni tampoco tener el talento artístico del maestro Dalí para conseguir unas manualidades creativas, con unos cuantos materiales reciclados y sin gastar mucho dinero.

¿No te lo crees? Pues acomódate en tu asiento y toma nota de la actividad que te proponemos hoy. Perfecta para realizar en familia y si tienes niños pequeños, enseñarles la importancia del reciclaje y el valor de las cosas que hacemos con nuestras propias manos.

Pegamento y una bolsa de plástico

Lo único que vas a necesitar es una bolsa de plástico, pegamento y grandes dosis de imaginación. ¿Ya lo tienes todo? Pues empieza a pensar en un diseño para tu flor y después recorta la bolsa de plástico dando forma a tu manualidad.

Tan sencillo como dibujar los pétalos en la bolsa de plástico, recortarlos e ir pegándolos uno alrededor de otro hasta conseguir la forma deseada. Y para que sea más realista, acuérdate de hacer unos pétalos más pequeños que otros.

Flores con bolsas de plástico

Otros muchos diseños

Con un poco de imaginación, esa vieja bolsa que ibas a reciclar se ha convertido en una original flor que puedes colocar en cualquier rincón de tu casa. Así de fácil, rápido, entretenido y barato.

Pero la manualidad no termina aquí, ya que también puedes dejar volar tu imaginación y hacer un sinfín de formas y diseños más. ¿Por ejemplo? A priori se me ocurre hacer un ovillo como los de lana, pero con bolsas de plástico. Utiliza bolsas de diferentes colores y coloca estos singular ovillos en cualquier centro de mesa de tu hogar.

¿Se te ocurre alguna otra idea más?