Formas de limpiar las manchas de grasa
Las manchas de grasa son la peor enemiga de cualquier hogar, esas manchas que parecen que serán para siempre por culpa del pollo de la freidora, de la pizza o de cualquier otro alimento. Es posible que no veas cuando se está produciendo la mancha y que no puedas evitarlo, pero cuando descubres la mancha… simplemente es un momento bastante incómodo entre tu persona y la limpieza.

A todos nos gustaría poder chasquear los dedos y que la mancha dejase de existir para siempre, pero me da la corazonada que esos poderes mágicos no los tienes… así que este problema simplemente no desaparecerá y deberás hacerte cargo para que la mancha no se acomode por mucho tiempo.

El agua por sí sola no podrá deshacerse de la grasa porque las moléculas del agua no se adhieren a las moléculas de la grasa. Los limpiadores de grasa comerciales pueden ayudarte bastante bien pero llevan productos químicos y quizá no te guste esta idea. Si no te gustan los productos químicos o simplemente no tienes el producto que deseas a mano, ¿qué es lo mejor que puedes hacer? Hay formas de poder deshacerte de estas horribles manchas en tu hogar. ¿Quieres conocerlas?

Harina para cuando aún está líquido

Una de las mejores maneras para limpiar la grasa en alguna mancha es con harina. Si el derrame de grasa lo has podido detectar a tiempo y aún sigue siendo líquido, será más fácil que lo limpies rápidamente antes de esperar que sea más complicado. Para asegurarte de poder obtener toda la grasa deberás espolvorear harina sobre el derrame y ésta absorberá la grasa y después podrás limpiarlo fácilmente. Sólo tendrás que fijarte de que está bien antes de retirarlo, pero recuerda que este método sólo sirve si el derrame de grasa aún está líquido.

Formas de limpiar las manchas de grasa

Bicarbonato y agua

El bicarbonato de sodio es una gran solución de limpieza de uso múltiple para muchos problemas de la casa e incluso de belleza. El bicarbonato de sodio mezclado con agua se puede utilizar para quitar las manchas de cobre, de zumo o de café de las encimeras, incluso para la decoloración en el acero inoxidable, ¡y también para eliminar la grasa! El bicarbonato de sodio es un gran disolvente de grasa y la destruirá sin estropear las superficies donde esté adherida. Sólo tendrás que mezclar 3 cucharadas de bicarbonato de sodio con una taza de agua. Utiliza la solución con una esponja para fregar. ¡Los resultados son excelentes!